cuando las estrellas se estrellan

tendencia España Spain #Gamonal

¿Cómo hacerse famoso en Internet?

- Creando 1 narrativa personal dramática, con amenazas regulares de suicidio virtual, es decir, borrao de archivos, cambio de identidad o abandono definitivo. Y la peor:
- Uso de mentiras y to tipo de técnicas pa mantenerse en la ola, incluido el uso de propaganda negra, es decir, seudónimos pa atacarse a sí mismo, son recomendaciones de @delia2d Rodríguez en #memecracia que no tendrían mayor interés si no fuera porque yo me creía que las espantadas eran sinceras y en especial lo 2º, donde mi arma preferida es ignorarme, muy a tono con el ambiente o por si hiciera falta, me dirán, y además interpretaba que el desdén de los famosos hacia sus seguidores es algo parecido a hacerse querer o los interesantes, como se dicen, y no tanto o nunca que necesiten a los trolls hasta el punto ser ellos mismos. Pero vayamos por partes: en Internet y sin otros factores externos, por ejemplo cometer 1 asesinato o salir de manera insistente en los medios de comunicación convencionales, algo parecido a la propaganda negra, me creo yo que no lo he experimentao que eres conquistao de manera inopinada y no tanto que sea algo que se conquista.
. Contra la soberbia, ingonaria, dicho popular muy apropiao pa lo que digo, que cuando he tentao la suerte o me he creído que algo de lo que había hecho en caliente o ilusionao iba pegar el pelotazo, pues tengo sobradas muestras, bueno, puedo decir que todas las evidencias que eso no se cumple nunca y los pelotazos que he dao, poquitos pero globales, pues es algo que me han dao, por así decirlo, cuando menos lo esperaba y además por algo que había hecho en otro momento, incluso sin saber por qué, pues luego de que me ha pasao, es cuando he entendido otros subidones puntuales de tráfico de manera genérica, pero en principio se trata de eso: Internet es otro medio y lo más que puede aspirar 1 programador también conocido como community manager es calentar 1 enlace o tema en 1 momento dao y luego volver a empezar, aunque creo yo que desde 1 escalón 1 poquito más amplio, es decir, que hay poquitos usuarios que se quedan prendaos de otras cosas que puede haber en ese blog o página web. Por decirlo de otra manera, lo descubren y mejora poco a poco las métricas generales. Además, yo odio las trampas y los tramposos y por tanto lo último que se me ocurre es incurrir en cualquier tipo engaño de los que decepcionan, como mínimo aspiro a que caso de producirse, pues siempre lo intento, si no pa qué, haya algo que lo merezca. Gran parte de lo que cuente @delia2d Rodríguez, a quien conocí en el mítico digital desaparecido soitu.es, sin duda adelantao a su tiempo, quizá por eso, pues yo también lo he vivido, pero no por ejemplo los nombres reales y títulos de libros que han ido jalonando el fenómeno que nos ocupa. Tengo 1 anécdota paersonal anterior a su existencia que lo explica mejor. Hacindo reportajes de los pueblos de procedencia de los que fuimos a caer al aluvión de los suburbios el alcalde de Navarrevisca, Ávila nos enseñaba con orgullo la piscina natural aprovechando los meandros del río y justo en la otra orilla 1 jardón o más bien huerto botánico donde nos señalaba el cerezo, el manzano y otros ejemplares únicos en donde el otro periodista y yo por entonces veíamos árboles. Otro fenómeno deslumbrante del riguroso ensayo sobre la #memecracia tomándoselo en serio, vamos, pa gente que se trabaja o participa en el fenómeno es toda la parte femenina que explicaría por ejemplo que la reacción de la imputación a la infanta por parte del juez Castro ha sido respondida por sus cortesanos tipo Uriarte o Marhuenda criticando sus raídas chaquetas de pana, con lo que quiero decir que esa parte femenina de las ideaos contagiosas virales pues no me fijo, y además a mí gente con la piel estirada tipo de la Vogue o los ternos de funeral y las corgatas oscuras de los presentadores y tertulianos TV pues solo veo troncos y en algunos casos tarugos de tomo y lomo, como el abogao de la infanta Jesús Mª Silva del despacho de Roca, creo que muy elegantes también retando al juez que pretende procesar a la infanta, su marido y sus manejos, sentirse realizao precisamente por estar delante y poder hablar con semejantes botarates, como si eso de arrastrarse miserablemente fuera lo que da sentido a la vida.
- A nivel personal no tengo ninguna satisfacción, pues eso a mí no me afecta, respondió educadamente el juez Silva casi como si el alcalde Navarrevisca nos hubiera examinao sobre los árboles del jardín o huerto teniendo en cuenta que la descubríamos entonces y al que no hemos vuelto nunca.
Bibliografía: #memecracia, virales que nos gobiernan @delia2d Rodríguez Planeta 2013

Share

Deja un comentario