cierrabares

estado de alarma
Puesta en escena: media tarde de domingo post partido de fútbol de pago que acabó empate sin goles en el bar del pueblo; silencio incómodo. hubo algún cruce de navajas como lenguas afiladas durante el partido tedioso, infradotao de comentaristas infames, aunque lo veo poco, los de los canales de pago son la créme de los speaker incluso peores que los de las radios de voces atipladas que suenan a silbato del árbitro. Intento explicar, pues a lo mejor fuí el que ha esgrimido la violencia verbal, en cualquier caso en ambiente de espadas en alto, que algunas veces las Pullas y pullitas, aunque duelan como 1 herida en los pies, nos ahorran esfuerzos de todo tipo, hasta económicos. Mal pero bien. Tengo que introducir en la conversación que conozco y trato con agrado al Pullas oficial del barrio, ni siquiera recuerdo el nombre, solo su apodo.
– Éso es imposible, el Pullas soy yo, me dice otra vez casi ofendido mi interlocutor. Ya resulta evidente que soy de los pocos que me expongo a los puyazos y pullitas que algunos van repartiendo por la vida y es clarividente que si trato y saludo con cierta cordialidad a al menos 2 de esos tipos que no tienen amigos, pues también tiro las mías cuando puedo y casi se entiende lo que es tomarse la vida como 1 desafío en el que no te puedes descuidar. Este que digo de la conversación siempre coloca el reloj a deshoras, manda a los que le preguntan por la dirección contraria y si vuelven lea suelta sonoros:
– Y qué sé. Del otro Pullas recuerdo brevemente sus proezas que se relatan: siempre tuvo por objetivo en la vida ser policía municipal y lo consiguió en oposiciones casi en la edad límite, pero que nadie tema, lleva años de baja médica, pero antes de eso, en el sitio que trabajaba había 2 bares y mientras que todos sus compañeros desayunaban en 1, él sólo se iba al otro y eso todos los días laborables.
– ¿Qué, te llaman? ¿Te llaman mucho? Preguntaba siempre a quienes veía con móviles, aunque no los conociera. En 1 periódico local buzoneao en el que trabajé durante años hicieron una serial sobre pueblos de procedencia que incluía visita al pueblo, donde se buscaban las relaciones y lazos diversos, quién tenía familia, también sus alcaldes, y luego entrevista y retratos a los personajes locales que se habían comentao. Estuvo bastante buen, conocí algunos sitios muy bonitos, a los que volvería con gusto, y por supuesto tuve trato más cercano con personas de mi entorno. 1 de esos pueblos fue el del Pullas que llamaré A, que además encontró 1 punto de vista original en mi reportaje, el castillo en ruinas al que daba el Sol de lleno reflejao en el pilón junto al arroyo. El editor de la publicación pagaba religiosamente los gastos pero con ánimo de obtener recursos adicionales me propuso hacer ampliaciones de las fotos de los pueblos que visitábamos e intentar vendérselas a los retratados y los de los pueblos. Por gran suerte para mí y creo que para el editor se me ocurrió intentar venderle la foto del castillo reflejao en el pilón al Pullas que, justamente creo, elogió.
– ¿Pero qué dices? Fotos de mi pueblo tengo miles y si quiero alguna más, pues voy y la hago.

– ¡Está muriendo mucha gente! Me muero de ganas de gritárselo a la chica de oro de la que hablé alguna vez a mi confidente sobre los años buenos de la plaza de toros la Cubierta de Leganés como zona de copas predilecta de los madrileños. Pues no exagero, mascarilla por debajo de la barbilla, fumando, hablando a voces por el móvil y a 1 portero automático a la vez, otra de esa bellezas sobrecogedoras por la que rompería a pedradas 1 escaparate por verla mejor. No es que el sitio por el que sobrevivo tan dignamente, le tengo cogida la hora y me atrevo a pasar cada vez más cerca como los toreros, estemos confinados como los 800.000 madrileños castigados, sino que estamos aislados y rodeados como si fuera 1 muralla impenetrable. El de los cambios que se observan a simple vista creo que es el tema de conversación de los españoles, y no solo los madrileños, por eso es justo que si hablé de la zona de copas de la la Cubierta, el otro sitio emblemático es el hospital Severo Ochoa, en gran parte culpable de que esa moza realmente incomparable, y yo. que paso cada día más cerca -ambos calzamos gafas de Sol, mentiría si dijera que también me mira en el examen, por eso se prohíben (la gafas de Sol en los exámenes reglamentarios)- no estemos confinados. Creo que hay otra correlación entre el mundo virtual sobre el real, lo digo sobre todo por mi confidente sobre el que pasaron varias reencarnaciones, se hizo paleto, se casó, tuvo que volver por motivos de trabajo sin perder lo anterior, y al menos puedo asegurar que en los primeros encuentros furtivos a la hora del deporte a principios de mayo, realmente parecía otro, como en las buenas quedadas de internautas, pero entre mi generosa oferta de sucedáneos para matar los encierros en forma de lecturas, El Padrino de Puzo, Historias del Kronen de Mañas, sobre el que no pude contarle en el modo virtual 1 conocimiento que tuve porque sería como hacer spoiler, por supuesto clásicos de Hammett, Chandler, Ellroy, eligió La reina del Sur de Pérez Reverte, ambos reconocíamos lejanamente a esos tipos que se camuflaban tras 1 rama y se escondían en 1 seto, o paseaban #elperro de peluche, como algo incontenible que debería ser premiado por su ingenio en los bares y garitos que conocimos, así como alguna vez el hospital tan de referencia, tanto para que aislen a los 800.000 de al lado y seamos los 200.000 que faltan para el número redondo. La década prodigiosa de la plaza de toros la Cubierta de Leganés como zona de copas predilecta de los madrileños empezó siempre después de la virgen de agosto de 1997 que fue inaugurada con 1 corrida de toros, o eso ponía en el cartel, pues eran de los carniceros metidos a ganaderos que la promovieron, tan memorable como dejarme por mentiroso cuando digo que nunca vi torear a Enrique Ponce. Pues sí y no porque ambos estuvimos en el acto. Cualquier otra cosa que cuenten fans de AC DC, Rosendo Mercado, Scorpions y otros artistas vivos, alguno retirado, a los que Leganés dedica calles que se distinguen a su favor de las que tienen vocación de parque temático de cementerios, es decir, que los nominados retiran la cortilla que las descubre (hay tráfico con algunas piezas del callejero de Leganés, y de hecho el propio ayuntamiento vende los repuestos para intentar evitar que las roben), se trata del recinto ferial, mercadillo y aparcamiento realmente privilegiado del que muchas veces se desborda y desde luego, tiene la misma lógica que las reuniones secretas de los comité de expertos españoles. Y lo mismo se puede decir de los millenials, pues otra característica del recinto es que siempre fue perseguido y no solo repudiado por las autoridades. En ese sentido, el garito de proximidad que le servía de oficina a su fauna de verdaderos profesionales en los otros horarios y a ratos perdidos, es como mínimo anterior en 1 década, pues también asistí a la inauguración del primer garito realmente prometedor situado fuera o lejos de la zona de copas local. Lo que no consiguieron sus dueños es sobrevivir a la persecución policial, registros a cualquier hora de prácticamente todos los cuepos y fuerzas de seguridad de lo que a mí no me parece 1 estado sin añadir fallido. También puedo asegurar que el 19 febrero 2011, anterior por meses al #15m y las fatídicas elecciones locales en las que este turbio asunto era el tema de campaña, ya muy castigados todos los bares de la localidad, seguía abierto y prácticamente lleno. Todavía sigue estando donde lo dejamos, y no sé si por nostalgia de nuestros mejores años anteriores a las crisis sanitarias, financieras y lo que llaman política los verdaderos corruptos, sus parroquianos (entre los que había jugadores del Real Madrid de fútbol en activo) seguimos quedando en sus alrededores para luego movernos a otros. De estas ocasiones recuerdo 1 memorable en las que íbamos a 1 casa de otro que había comprado 1 kit paella a otro que era pescadero, y nos la comimos no sin notar algo raro.

– ¡Esta paella está de hospital! Solo se le había olvidado echar la sal, pero aunque fuera por la broma, nos supo a gloria. El otro encuento memorable, a la par que ilustrativo sobre cómo era el garito y por qué lo adorábamos, me ocurrió 1 de las veces que estuve ingresado y sometido a pruebas médicas en el hospital Severo Ochoa, el otro sitio realmente célebre de la localidad, entre 2006 que se me desató la crisis pirotóxica de tiroides que estuvo a punto de matarme y 2008 que me lo extirparon después del tratamiento, vino a buscarme con 1 silla de ruedas para trasladarme a la zona radiológica 1 celador que a ambos nos hizo arquear las cejas. Ya a solas en los pasillos y los ascensores, pues están realmente protegidas de los pacientes y el personal por razones obvias, le dije en confiaza que no estaba tan mal como para que me llevara en la sillita de la reina.

– Tú tranquilo, y me explicó que el secreto para dar bien en pruebas tan sensibles es la calma de los sentidos. Muchas veces antes, y después que hemos conversado amigablemente, este pasaje tanto de ida como de vuelta, pues me estuvo esperando, así como pasaba por mi zona siempre que podía los dias que estuve ingresado, es como si no hubiera existido nunca. A pocas horas del arresto domiciliario #madrileños 2 (yo también sobreviví al 1 y me alegro sin excepción por los que leen si es que lo sigo contando cuando sea) me propongo contar algo que decidí que no debería ser contado, o al menos yo, en los pocos dias que fuimos verdaderamente libres, o entendimos lo que era. Es otra historia de bares, como la del Kronen #madrileños de Mañas o Miedo y asco en las Vegas, que no recomiendo por haberme parecido aburridísimo y menos en relación a esta historia, pero por no poder acogerme suficientemente a los recursos de la ficción, sin al mismo tiempo no temer por mi propia seguridad, aunque no pude menos que indagar en los detalles más escabrosos, ya solo saberlo es algo que no debería, decidí que no merecía la pena contarlo. Obviamente la víctima o víctimas son los propios bares, y el escenario la plaza de toros la Cubierta de Leganés en los años que fue la zona de copas preferida de los #madrileños, aunque de los detalles durante el arresto, me tomo 1 respiro, tanto así como lo que falta para que nos encierren otra vez, para avisar por si alguien o algo me demuestra inconveniente mayor para hacerlo. Para los que no conocieron ni oyeron contar cuando había, el sitio verdaderamente transversal de las zonas de copas, como la charca de la sabana africana de los documentales para la fauna de DJ, gogós, puertas y supongo que los dueños de los garitos y su gente de confianza, o las gasolineras drugstore de Los Ángeles en sus buenos tiempos, eran otros bares de proximidad en los que echaban los partidos de fútbol cunado empezaron a ser emitidos en cadenas de pago, o el propio #CIErre de la puerta pasadas las horas felices. Y por supuesto que había de todo generosamente, también parroquianos lugareños que conocíamos el éxito del sitio, muy parecido al de Ibiza en las puestas de Sol durante la temporada antes llamada alta de los meses de verano, pero algo realmente inequívoco y a veces deslumbrante (recuerdo no sin cierta nostalgia cuando se dan los últimos toques de maquillaje, a veces con calzado deportivo y manoletinas, pero también con cintas de Miss y no solo en bikini o bañador) en los trayectos en transporte público cuando trabajábamos en horario de tarde y al volver los fines de semana de las guardias vespertinas, en mi caso de teleoperador cansino. El #29a 2014 a las 9:40h se produjo en las inmediaciones Leganés otro de esos asaltos de película en el que varios sujetos hicieron detener 1 camión de Logista, la empresa distribuidora, repleto de tabaco, atraco que no consiguieron consumar porque los conductores les plantaron cara, incluso cuando fueron amenazaos con armas de fuego y agresiones físicas, pero los atracadores, hasta 4 distribuidos en 2 coches de gama alta que habían robao previamente, 1 de los cuales dejaron abandonaos, terminaron huyendo cuando llegó la policía, a los que intentaron atropellar, pero solo es otro de tantos sucetos truculentos a los que nos hemos termina por acostumbrar en España. Cerca del mismo almacén, pero esas veces apuntando a los propios estanqueros de la zona S de Madrid, que se sirven en el mismo sitio, les montaban controles policiales falsos, que por cierto son relativamente frecuentes en el tramo de acceso a Leganés, en los que 1 vez localizao el alijo mientras estaban revisando la carga, el otro compinche se montaba en el coche del incauto, entre 8 y 10 atracos por este procedimiento hasta que saltaron las alarmas y eran advertidos al cargar. Mas alejada en el tiempo, otra estafa en la que participaban los propios camioneros con ayuda de compinches en el interior, ya que los camiones van equipaos con las más sofisticadas alarmas, hacían la descarga en el polígono Urtinsa de Alcorcón, que casi se ve desde el punto de partida, y en adelante simulaban el atraco. Aunque esta trama fue desarticulada, pues encontraron el almacén repleto de tabaco en las investigaciones, es relativamente frecuente ver salir caravanas de camiones con fuertes escoltas pociciales hasta que se van repartiendo según destinos, pero la agitación en el sector muy alentada por los altos precios y continuas subidas, si bien no se trata de sustancias ilegales, empieza a ser frecuente su asalto a las páginas de suceso y penas de los telediarios. Las barras de las bar, valga la redundancia sin concordancia, fueron siempre hoteles por horas, refugios en los que difícilmente se traspasa el día completo, pero que mientras nos acogen tan a gustito hay de todo lo que se pueda necesitar para pasar las horas. todos habremos visto empezar las barras desde los cimientos, 1 tipo afanando con 1 par de tonel, 1 tabla y vasos, la 1ª piedra de muchos negocios que luego han prosperao. Google es otra barra de servicios. Paciencia para los que entran y salen porque en variedad de bar hay para gustos, más que hoteles con diferencia, desde los chiringuitos de las playas a los refugios de alta montaña, que la vida es como 1 escalera por la que lo mismo nos vemos subiendo, incluso cargaos con los aperos como bajando a patadas desde lo más alto. Resulta que la apuesta turística por los hoteles y los cocinillas que se arruinan en sus restaurant sin barras ni siquiera lo inventaron ellos ni los ingleses, ningún Lord Sandwist con el que hacer leyenda urbana, sino los romanos antiguos en los cruces de caminos, igual que la comida precocinada. Con permisos y sin el pertinente las bar florecieron siempre como las botoneras con la lluvia hasta en los campos de golf abandonaos por la especulación inmobiliaria. Luego hay que montárselo, aunque según los casos los resultaos cantan como la lotería. No es difícil abrir una bara sino cerrarla dentro de sus márgenes comerciales, que es como se paga la estancia en estos hoteles singulareso. Lo prueba la evidencia que en los primeros momentos de existencia es frecuente ver a los barman en otras bar porque la parroquia propia se hace día a día y se busca en las otras, ya digo, los tránsitos son continuos y 1 bar de más o de menos en la ruta se acepta con agrado. Los precios de la lista, la frecuencia en las invitaciones y los esfuerzos propagandísticos suplementarios también son directamente proporcionales a la parroquia. No se puede empezar la casa por el tejado aunque bien es verdad ques la envidia ajena la que mide el éxito propio. También cuenta y mucho la mala suerte pues como predican los sabios que en Europa fueron la cara sonriente de la potra nunca se reconoce. Se diría que puede otra trampa que nos tiende nuestro oráculo buscando la perdición del que la disfruta y se viene a más arrastraos por lo que creen méritos propios. Como hay barras de fortuna también hay bar para las ocasiones señaladas. Hace tiempo me contaron 1 historia de algo que ocurrió en 1 discoteca de moda a la que llevaron 1 pecera o sarcófago en la que había 1 serpiente de grandes dimensiones, hubo algún problema con el cierre, aquello se empezó a mover y según el que me lo contó salieron a relucir varias pistolas, armas, picas, muchas más de las que cabría esperar, vamos que los cristianos antiguos de las catacumbas que dieron ejemplo dejándose matar por las fieras de su época en el circo para emular a su líder, pues cuando pasa algo o solo por la amenaza, ni son tantas ni tan inofensivas, vamos que irán al cielo pero en 1 momento dao se toman sus precauciones para que eso ocurra lo más tarde que esté en su mano. No quiero decir que me dejaría matar, pero seguro que se afrontar las dificultades debidas a las miserias y sobrevenidas con mucha más gallardía, al menos sangre fría como la que tenía en los exámenes a diferencia de otros compañeros que recuerdo. De hecho creo que hasta que no ves a las personas frente a contratiempos que les afectan, pues no puedes decir que las conoces. En cualquier caso, en lo tocante a la víctima Aguirre pues no tengo ninguna duda que sacaría a relucir su pistola o lo que pudiera si se sintiera amenazada, o las otras veces que se haya sentido, que por cierto son muchas, no solo la del helicóptero de Móstoles, donde como mínimo sus superiores jerárquicos del PP se pasaron por el forro las reglas no escritas que rezan que en caso de accidente, las mujeres y los niños tienen prioridad, sino además que el jefe es el último en abandonar la nave siniestrada, también el terrible atentao de Bombay fué ella la que chapoteó en la sangre de las víctimas mientras la evacuaban rápidamente del hotel atacao, equipo de crisis que seguro echó de menos en la movida del carril bus en plena Gran Vía, enfermedades graves y probablemente alguna que no sepamos nunca porque se salió con la suya. Aunque no tiraron de las pipas el batallón que intentó empapelar a la lideresa, la novedad es que esta vez plantaron cara, mientras que las otras probable que se las hayan perdonao. Lo más tremendo de los corruptos podridos que se vienen a más hasta cuando les salen mal las estafas y engaños es que no vale con pillarlos, sino que encima casi hay que jugarse el empleo para pararles los pies. A quienes hayan entrao escalofríos por el trágico recuerdo de la avalancha del Madrid arena por Halloween 2012, aviso que será desde el minuto 1 del 2016 hasta las 17 horas de fiesta que se llamará Wan, con jinetes del disco y artistas de animación de los que el más conocido es Luciano, aunque se apresuraron a desmarcarse de los organizadores de tan oscuro episodio pendiente de juicio en fechas aproximadas, pero se trata sin duda del templo mesetario de la música electrónica en los 1º años del siglo, donde hacía 7 años que no se celebraban de ese tipo. En el #cuéntame que sigue me siento en la obligación de hacer referencia a personas y personajes fácilmente reconocibles, no tanto que se reconozcan, si es que lo leen, o que me conozcan, espero que no, y menos sus mánager y lameculos que les queden, sino a nivel público, lo 1º es advertir que aquellos vagones de metro cargaos de guapas mozas que se daban los últimos retoques y cambiaban prendas casi siempre a mínimos para ponerse espectaculares cuando volvía del trabajo los viernes por la noche y otras vísperas de fiestas, ya tendrán hijos o cualquier otra relación o conocimiento en la tacada de años que han caído, pues a esas edades realmente envidiables 7 son muchos, por lo que no creo que haya continuación de la leyenda negra de la plaza de toros la Cubierta que conocí de cerca y desde diversos prismas, siempre por fuera, también las cosas que pasaron, 1 muerto y múltiples reyertas que se extendieron por los alrededores, manifestaciones de vecinos y conatos de patrullas como las de las películas americanas si no fuera porque realmente daba miedo lo que se contaba, de forma que la gente avisada procuraba evitar la zona o teníamos excelentes refugios como los garitos de toda la vida de los alrededores cuando echaban el cierre. A nadie se le escapará que la crisis era gestionada como en los estadios de fútbol y alrededores cuando ocurren casos parecidos, y esa es también la relación que tenía, es decir, que la gente que manejaba el asunto iba al mismo sitio que mis conocidos y relaciones cuando echaban partidos de fútbol, con la diferencia que al ser ideales los horarios del metroSur se evitaba el problema mayor, que es el que proporciona ingresos directos por los controles policiales y multas que según las estimaciones publicadas, aumentaron 70% los 3 años que se libraron, pero que antes debían ser menos con solo ver como iba el metro de lleno al filo de la medianoche. A grandes rasgos, la Cubierta metálica que le da nombre hace prácticamente imposible la sonorización de algunos conciertos, es por eso que en Leganés reside, como es leyenda, el sonorizador de los principales conciertos que se celebran en España, y también de otros actos de Leganés, donde los artistas, para que se hagan idea, si ven que borro grabaciones en YouTube sobre las que alguien se atribuye algún tipo derecho, hacen como que no me han visto e incluso me agradecen por #iRedes #SocialMedia cuando llega a conocimiento de alguien que entiende de sonorización cómo soy de expeditivo cuando además tengo mucho donde elegir y cuando, pues también hay interesantes grupos de música, de danzas populares creo que de los mejores y muchas otras actividades y enventos. Pasa lo mismo con los DJ, prácticamente todos los garitos tenían los suyos y entre ellos se colaron algunos de los que más suenan sus nombr4es. Eran los tiempos que los conocidos de toda la vida se codeaban con estrellas del deporte y el espectáculo a nada que hubieran aguantao desde que echaban el fútbol en el plasma de pago y habían vuelto al refugio antes del #CIErre. Como el mundo está lleno de envidiosos lúgubres de esos que les molesta hasta la gente que se divierte, Jesús Gómez, ex alcalde de Leganés que sigue de actualidad salpicao por la trama corrupta Púnica con el clavo al erario público de 13 facturas falsas por actos inexistentes, basó su campaña electoral en los años que estuvo de concejal en cerrar la plaza de toros, algo que no hizo falta porque el anterior alcalde del PsoE se cargó las fiestas de electrónica, pero aún así fue a partir la tragedia del Madrid arera en 2012, cuando Miguel Ángel Flores, también del PP, intentó trasladar las fiestas DivierTT de navidades, de las que ya había vendido entradas, noticia con la que Gómez se pegó tremendo baño de popularidad a su costa, sacándose de la manga 1 montón de denuncias cruzadas, todas perdidas, pues es 1 sitio excelente para ciertas cosas, tan jodidamente bueno como para levantar las iras a los cafres más abyectos, con la desgracia que como lo habían votao por eso, cargaba sus denuncias a diestro y siniestro, todas perdidas sin remisión, como ese tipo de mandatos de los carcas reaccionarios allí donde los han padecido, pero a cargo del erario público, hasta 20.000.000 ? en indemnizaciones por juicios perdidos tendrán que hacer frente los recién elegidos cuando lo han descabalgao en otro saqueo que parece interminable. Es obvio que entre los siniestros sucesos de la noche madrileña como el del Balcón de Rosales, sucedido en noviembre 2008 como la quiebra Lehman brothers, aunque solo al suceso trágico dedicaron números especiales los periódicos, y lo que dio al traste con la música disco en la Cubierta, sitio que parece hecho para los que saben del asunto, pero como a la actual alcaldesa que antes fue juez y por tanto se esperaría que cuanto menos sería capaz de parar los efectos del delito por mucho que tardara, lo único que se le ocurre es montar 1 blog que abandona cuando descubre tacos de facturas falsas, tengamos la fiesta en paz, pues los problemas ya los montan y desmontan los expertos solo para seguir robando, concluiremos que estos muchos años coincidieron con la inmigración de países de América y del Este de Europa, en algunos casos tan numerosos que traían o montaban sus propias bandas por si hubiera pocas, pero con el resultao que en los conflictos por instalarse o por echarlos, se han producido conflictos que parecen pocos comparaos con los de otros sitios, pero siempre tan excandalosos que se suele olvidar que fueron de manera caprichosa y el cualquier sitio, el polígono Urtinsa de Alcorcón, el Joy Eslava y otros más que podían suceder en cualquier momento. Ni siquiera era Leganés 1 lugar más llamativo que cualquier otro si no fuera porque a partir de los grandes eventos que se celebraban desde los años 90´s llegó a ser la gran zona de fiesta la capital y eso generaba envidias y tensiones, aunque en todos los aspectos, que los he conocido, los puertas, pinchadiscos, propietarios de algunos garitos, personal de animación que no dejaba deslumbrarnos y fauna nocturna, seguimos siendo personas que solo queremos divertirnos en ambientes donde trabajan y se exhiben los mejores profesionales.

4 respuesta a “cierrabares”

Deja un comentario