lectura electrónica & escritura mecánica


Cuando se recrudece la ofensiva promocional por los e book, libros o lectores electrónicos con o sin editores de textos y otras funciones opcionales como por ejemplo juegos, aplicaciones, antenas y accesorios como cascos, punteros, lectores de tarjetas de extensión de memoria y otros, incluso equipaos con poderosas cámaras digitales, fuerza es volver a advertir que esos dispositivos ya existen, aunque se llamen de otras formas y se utilicen pa otras cosas, y no sólo los smartphone, también las consolas de videojuegos con usuarios perfectamente habituaos, incluso adictos a sus formatos, tipos de archivo standard y manejo más o menos similar o asimilao al de cualquier otro dispositivo electrónico, pues en el fondo se parecen al menos en sus fuciones que han tenido éxito en otros. Suena raro oír decir que nunca podremos acostumbrarnos a los tamaños más o menos pequeños de las pantallas ignorando lo instantáneo que nos asimilamos a las calculadoras de números con tal de no tocar el lápiz y el papel, hasta el punto que muchas operaciones hemos olvidao cómo se hacen cuando nos hemos librao de la escuela. Muchas veces es problema de concepto, vulgo entenderlo y los operadores de atención telefónica hacen su parte en la imprescindible tarea de alfabetización electrónica, a ser posible o to llegará, sin que tenga que haber 1 aparato específico pa cada función. El verdadero caballo de Troya de Internet entre los que no quieren tener computadores porque le han cogido manía al formato inicial que también hacúa y hace esas mismas funciones, son los sofisticaos smartphone que ya tienen Internet sólo a falta que se use pa lo que sea, que será lo mismo, me refiero a las funciones. 1 ilusión recurrente, animaos por habernos liberao de lápiz y el papel pa hacer sumas, restas y divisiones, es que va a pasar algo parecido con la mecanografía, pero de momento las pantallas táctiles, grandes y pequeñas, siguen siendo digitales y lo que por ahí se sirve, signos que hay que descifrar, ni por muy inteligente que sea ni muchos megas que tenga de momoria la propia máquina, hay que leerlo. Lo quieran o no, se lo crean, ya tienen Internet sólo a falta que lo sepan. Desde hace tiempo vengo siguiendo a Juan Varela, editor electrónico y periodista (con todas las reservas), ahora en Sociedad Cableada, blog o cuaderno de bitácora incluido en el muy meritorio soitu.es, que me llamó la atención en sus anteriores trabajos preparando las ediciones digitales de los nuevos periódicos gratuitos a los diseñó las plantillas o template por algunas cosas que se me parecen cada vez más lejanamente, como por ejemplo la tira de imágenes o de cont@ct que viene apareciendo en la parte superior desta telaraña ininterrumpida desde su fundación en 2.001 y últimamente el uso de los colores comotro contenido o en relación a los contenidos. No quiero decir que Varela me copie, lo que daría igual, ni tampoco me quiero comparar pues tiene la formación académica que yo carezco (mis estudios universitarios son anteriores a la revolución informática, cuando Internet ni siquiera se intuía) y sobre to aprende o asimila lo nuevo todavía mejor que aprendió en la escuela, es decir, en caso que alguna vez hubiera seguido algo de lo hecho por mí, ya me habría adelantado hace tiempo. Pa probar estas palabras arriesgadas (me comparo, aunque sea de lejos y en desventaja con el líder) y ante la posibilidad que algo de lo hecho aquí todavía pueda seguir llamando la atención de Varela voy a señalar el que considero su error principal, aunque cada vez menos: sus páginas están excesivamente recargadas, es decir, petan o cuelgan los equipos menos potentes o de los usuarios más domésticos con peores conexiones (yo tengo 1 de esos equipos no actualizao y me va muy bien pa ciertas tareas; por supuesto que tengo otro ultrapotente) o, el mayor error de Varela, cuando la gente se conecta desde los trabajos, la mayoría de las visitas a páginas web con conteo en Internet, lo que se puede comprobar por los tramos horarios en que se producen, tienen que tener varias pantallas minimizadas en el mismo escritorio pues malo es el jefe que no se pasea de vez en cuando por su plataforma obligando al personal a pegar rápidos pantallazos de disimulo a su paso, con el mismo efecto que los equipos poco potentes que se petan o cuelgan con las páginas recargadas, en este caso por muy potentes que sean, como tienen que manejar muchas páginas abiertas al tiempo y por la misma razón, acaban petando o colgándose cuando menos se espera, lo que no es práctico y hasta se le puede coger manía a esas páginas recargadas, aunque atractivas lo son y mucho.

Lenguaje callao delos barcos Encierros de Dolores golpe de los chulazos a Ponferrada Las Caras y las Cruces de Calzada de Calatrava Leganés club Drácula Detalle de las inscripciones en la lápida de Tanit Catalunya los Pujol Tetas de Viana - Cuando era joven o el tiempo es oro
Share

Un pensamiento en “lectura electrónica & escritura mecánica

Deja un comentario