los hashtag permiten crear grupos y navegar sin fronteras

#eurovision Madrid

La comidilla es que a Mark Zuckerberg, el apropiacionista de Facebook al que han salido mucho más caras sus adquisiciones posteriores, se le atribuye manipular tendencias, lo que pienso que se trata de propaganda negra, es decir, que se hable de 1 aunque sea mal, que en este caso sería apuntanse 1 tanto impropio, pues aunque está por ver que las tendencias se puedan manipular, lo que es imposible es que tal cosa lo haga algo humano que no sea el creador de robots, bots o ingenios informáticos que funcionan como máquinas, y en su caso, el resto de intentos que no sean los que vinieron incluidos cuando compró Instagram, las #webapp de imágenes, y ahora parece que WhatsApp si se confirma su lanzamiento en plataformas de sobremesa, está más lejos de su alcance que manejar los hilos del mundo por 1 grupo de ricos cuyo informático es Bill Gates. Mas adelante se confirma que Zuckerberg es es principal apoyo de la candidatura de Donald Trump y en España, donde se esperan otras elecciones muy disputadas, Rajoy y Sánchez, los que han tocao poder al habérselo repartido por turnos sus partidos, van a tratar de contrarrestar el poderío de los emergentes no tanto en las televisiones, donde dicen sus voceros que reside su fuerza, sino otra vez en Facebook y sus marcas. Pero entonces ¿qué demonios son las tendencias? Solo a muy grandes rasgos, la introducción en el teclao mecanográfico el signo @ arroba aparece asociada al correo electrónico, y casi por el mismo procedimiento, pero bastantes lustros después se aplicó la almohadilla # a las etiquetas o marcas en las conversaciones. En ambos se aplica lo que ya sabemos de la lengua como hecho social: el invento o descubrimiento funciona cuando es aceptao por la comunidad de usuarios o #internautas, y no tanto cuando se lanza por muy importante que sea el personaje. También como efecto de los atentaos yihadistas del 11M 2004 en Madrid fue noticia durante varios días en la prensa comercial que escribiendo en el buscador por excelencia Google la palabra miserable aparecía en los resultaos el político del PP Acebes, a quien se devolvía el insulto, y a continuación explicaban que en 1 zona de las páginas web y luego blog se metían juntas las etiquetas miserable y Ángel Acebes, de forma que en las búsquedas se relacionaban. La 1ª innovación de Zuckerberg en el todavía incipiente libro de caras fue hacer eso mismo en las imágenes, donde se señalaba con el puntero y en la zona de etiquetas se escribía el nombre o mote del aparecido, lo que también levantó ampollas y fue muy discutido. Parece que este mismo truco se aplicó después en algo parecido al reconocimiento facial de los aeropuertos y los casinos. Por mi parte solo puedo decir que mi fuerte en los resultaos de búsqueda, sobre los que también corrieron ríos de tinta en papel, fue etiquetar muy bien especies naturales y luego toreros, siempre sobre las imágenes pa las que ya había buscadores específicos, pero lo que es en las protestas, ha habido veces que mientras iba a las manifestaciones iba haciendo fotos de #graffiti como las que tienen éxito en Instagram, y ya dentro de la manifestación las intercalaba con las de las pancartas. El resultao era 0 me gusta y en la siguiente el subidón habitual, por lo que la manipulación debe consistir en algo parecido a 1 inhibidor, pero solo en las #webapp que son de su propiedad, mientras que por lo que respecta a otras lenguas como el español, pasaba lo mismo como cuando se redactaban noticias como si solo hubiera en 1 tipo de búsqueda en 1 solo sitio web. Por tanto, no me cabe ninguna duda que Zuckerberg ha intentao varias veces tener 1 marcador parecido al de los trending topic de Twitter, que es el de más éxito en las noticias de actualidad, como en las búsquedas Google, pero sobre el resultao solo puedo decir que me están volviendo llenos de pegatinas y descargas los ordenadores portátiles que regalé a mis familiares menores, que puedo restaurar y sacarles el último aliento de la batería en usos propios de programador, como por ejemplo lectores de RSS y pruebas con agregadores, pero por lo que respecta a los familiares ya creciditos que son los que realmente deciden en tendencias, no es que no los quieran, sino que tienen tablet y móviles que son lo que más usan; y como ya he comentao otras veces, sin duda Instagram y WhatsApp, ambas propiedad de Facebook, son las #webapp o aplicaciones (dispositivos que funcionan o corren sobre otros, por ejemplo en los coches elevalunas elétricos o retrovisores, y en su caso Internet, la red #iredes, también los GPS) con más futuro, pero sus logros serán los que consigan sus usuarios desarrollando sus posibilidades en los 2 aspectos del título, crear comunidades o grupos y navegar de manera más gratificante, pero no su amo o dueño ni por mucho dinero que gaste en ver como molesta o perturba, y llegao el caso echa. Lo único que sorprende de esos usuarios que prefieren o se manejan mejor con marcas, que es lo que son las etiquetas, es que viniendo de 1 medio de comunicacación donde no es posible la mención negativa tipo bloqueos o no me gusta, cuando entran en otros donde esa posibilidad está legada o dejada en manos de los propios usuarios, como Twitter, realmente es eso lo único que hacen, casi como si fueran cazatalentos políticos. Pero eso no significa que esas denuncias estúpidas, vetos, bloqueos, etc. puedan considerarse manipulación, o yo al menos no lo creo porque las pocas veces que lo he visto realmente acaban haciendo grupos o comunidades entre los que se insultan hasta que se aburren, como algunos medios que comunicación que escenifican las tertulias y otra gente que hasta que tuvimos a nuestro alcance muchas más posibilidades, se creían que to dios estaba pendiente de ellos y descargándose sus fracasos que solo son noticia cuando hacen o quedan en ridículo. Como apostilla no me resisto añadir mi apostilla personal, como los buenos analistas de encuestas de la prensa, y es que el fracaso de Zuckerberg en sus propósito de influir, que no en su marca comercial, es que han triunfao las aplicaciones con relaciones exocéntricas, es decir hacia otras páginas web o sitios ya existentes, mientras que su apuesta era endocéntrica, es decir, que las grandes marcas como por ejemplo Antena 3, que la tuvo, abrieran su propia ventana en la famosa página de caras que cotiza en Wall Street, y entonces su amo y señor actuaba de policía. El despido de 3.000 programadores o desarrolladores que se produjo en los años de éxito y la fuente de la noticia o noticias que se atribuyen y luego nunca se producen, indica que realmente no lo eran, sino solo censores y además de pésimo gusto. El mismo error se ha producido dentro de los famosos círculos de Errejón mientras que toda su palabrería habla de confluencia, unidad y demás zarandajas, hay pueblos donde se inventa nombres barrios nuevos pa crear otro con el mismo resultao que Facebook: solo son noticias cuando los echan sus amos y pa hacerse oir sus propios cargos llevan tremendo reguero de dimisiones, que parece ser la única forma de hacerse oir en ese tipo organizaciones. Es tan fácil de resolver el problema como que la mayoría de usuarios que sabemos cómo se hacen las cosas, o al menos lo que significan las palabras, nunca nos apuntaríamos a esos rediles en los que solo hay 1 imbécil echando gente, aunque eso nos cueste que no tengamos el resultao garantizao y solo alguna vez nos sonría la suerte. Ni siquiera en #15m, donde estábamos organizaos en grupos como comunicación, social, #paro y luego mareas por territorios y sectores, teníamos garantizao el éxito de las convocatorias, donde hubo alguna mundial que ni siquiera se ha repetido, pues #15o 2011 fueron casi 1.000 ciudades de más de 100 países, mientras que 5 años después y con el acicate de #nuitdebout en 1 país desarrollao, ni siquiera llegan a 100 las ciudades y 20 los países. Conozco los mismos efectos individuales a partir de 2013, y sin dármelas de listo, pues pa mí los subidones de tráfico son 1 problema y empleo la mayor parte del tiempo en mantener accesibles y en lo posible actualizaos los antiguos, que en su momento llegaron a estar dedicaos en exclusiva al #15m, cuando me quiero hacer oir, necesito 1 semana en lo que sería el mismo efecto que 7 usuarios organizaos en grupos, círculos o como les plazca, pues tampoco soy refractario a los que se aíslan y se inutilizan ellos solos. Ni siquiera tengo garantizao el pelotazo ni el momento puntual, por ejemplo que coincida con 1 evento, es el motivo de tener varios blog y cuentas, que es el equivalente al espacio o zona en el que se ponen las etiquetas, pero como eso lo leen y clasifican robots o bots, que son los que sirven las listas de tendencias, pues tampoco tengo amo y menos alguien que ni siquiera se le entiende por mucho que lo saquen en el plasma.

Stropharia (Psilocybe) coronilla Naked shot selling golpes bajos Virtudes de la necesidad Paraíso fiscal S.A.
Share

Facebook ♠ Instagram ♣ WhatsApp ♦

Facebook Instagram #WhatsApp

Kiss FM por 208.000.000 € otro tangazo a Lara

- Tu dales ideas, me regañaba mi madre de pequeño cuando hacía alguna proeza arriesgada como subirme a 1 silla o cualquier otra cabriola delante de mis hermanas, que siempre han sido más pequeñas en edad, como supongo nos han dicho a tos de niños, pues somos imitativos y no solo de niños. En el caso de la compra de #WhatsApp por 16.000.000.000 $ los proporcionadores de la idea han sido John Cannarrella y Joshua A. Spechler, del Dpt. Mecánica e Ingeniería de Princenton, EE UU por el estudio titulao Modelo epidemiológico en la dinámica de redes sociales, ya saben, algo que se contagia como la gripe, aunque como es obvio excepto a lo mejor pa ministras de la Vogue de Zapatero y su fastuoso equipo expertos de economía en 2 tardes, no puede ser tan simple. El ejemplo perfecto es el auge y caída de MySpace, otra marca nacida en 2003 que llegó a estar sobrevalorada en 8.000.000.000 $ en 2007 por sus 300.000.000 usuarios, pero con cifras reales mucho más dodestas, pues Rupert Murdoch, el magnate declarao demente senil en Reino Unido por el caso de las escuchas telefónicas de tan siniestro recuerdo, pa el que trabaja José Mª Aznar, la compró en 2005 por 454.000.000 $ y la vendió en 2011, 6 años después, en pleno bajón de popularidad por 25.000.000.000 $, casi -400.000.000 $ perdidos, que es lo que han valido en España los canales secundarios TV cuatroº y la Sexta al duopolio de los magnates José Manuel Lara y Silvio Berlusconi. Hay alguna comparación más, pero volviendo al estudio de la fiebre del oro y aunque en principio Facebook, que habría alcanzao su cenit en 2012 (creo yo que en los países satélites del imperio Wall Street siempre un poco después según los países y lenguas, donde por ejemplo India, Japón y China son infinitamente más importantes que varios de los otros juntos) rechazó ese vaticinio, se lo ha pensao mejor y se ha hecho con la pieza de 450.000.000 usuarios por 1 precio mucho mayor que el que pagó por Instagram, deliciosa aplicación que viene que ni pintada pa los móviles de manera parecida a las antiguas Polaroid de fotografía instantánea por la que creo recordar que pagó 1.000.000.000 $, pero que teniendo en cuenta que soy usuario encantao en lo que parece que sería su fiebre calenturienta, pues ahora valdría mucho más. Quiere decirse que el llamao valor histórico que se anota en los balances es el de compra y será el que siga apareciendo cuando se ofrecen esos datos según las reglas del mercao hasta que se vuelva a vender, que no parece la intencio o cualquien otro cambio como que se fusiones o llegao el caso fatal, pues como se sabe los virus, gripes y más las ideas son muy traicioners, pueda continuar su avatar en el cuerpo más lozano. También me recuerda la soberbia descripción que hicieron los publicistas con su sector en plena decadencia como la prensa en papel, del movimiento #15m como lanzamiento propagandístico más lograo del mundo en 2011, de hecho fue lo más buscao según los datos de Facebook, por entonces gigante omnipresente del sector hasta que en 2014 ha empezao a preocuparse, como se demuestra:
- Comunicación orgánica inspirada en seres vivos, en su caso virus y contagios, pero la vida misma.

Share