burguesía irresponsable

Coprinus domesticus hongos tintero

- Ahí -dijo el más alto. Se había detenido en 1 esquina y señalaba hacia la calle contigua, iluminada por 1 farola que esparcía 1 círculo de luz cruda sobre la acera, el asfalto y parte del muro de ladrillo de 1 garaje con el cierre metálico bajao. Había alguien allí, frente al muro, en plena escritura, justo en el límite de la luz y la sombra. Desde la esquina sólo podía vérsele de espaldas: delgado, aspecto joven, 1 sudadera de felpa con la capucha puesta sobre la cabeza, la mochila abierta a los pies, 1 aerosol en la mano izquierda, con el que en ese momento rellenaba 1 enorme R, 6ª letra de 1 tag (significa etiqueta) marcao con caracteres de 1 metro de altura y aspecto singular: 1 estilo de pompa sombreao, sencillo y envolvente, fileteao con outline azul, grueso, en el que parecía estallar, como 1 brochazo ó 1 disparo, el rojo de cada 1 de las letras que contenía.
- Hostia, hostia -murmuró el chico alto. Estaba inmóbil junto a su compañero, mirando asombrao. El que trabajaba en la pared había terminao de dar color a las letras, y ahora, tras buscar en el interior de la mochila ayudándose de 1 pequeña linterna, empuñaba 1 aerosol blanco con el que cubrió el punto de la letra central, que era I. Con movimientos rápidos, en toques cortos y precisos, el graffitero rellenó el círculo y lo cruzó luego en vertical y horizontal con 2 líneas negras que le daban aspecto parecido a 1 cruz celta. Después, sin mirar siquiera el resultao final, se inclinó para guardar el bote en la mochila, cerrar ésta y colgársela a la espalda. El punto de la I se había convertido ahora en el círculo de 1 visor de mira telescópica, como la de los rifles. El graffitero desapareció calle abajo, en la oscuridad, oculto el rostro bajo la capucha. Se trata de SNIPER, protagonista de El francotirador paciente de Pérez reverte tal como se presenta en Madrid y en la novela en los años 90´s. Hay otra fuga en la que están a punto de atraparle sus seguidores y perseguidores en otro callejón sin salida y desaparece por 1 ángulo inverosímil. Es como veo yo al los infiltraos, reventadores y otros rebeldes de su causa que incitan a los demás a seguirles, o perseguirlos por esos sitios tan poco recomendables con recompensas dudosas, como en la novela, precisamente porque tienen 1 punto de fuga y nunca los pillan. El episodio más evanescente de la revuelta catalana se produjo cuando las turbas, como han sido descritos, rodearon la consejería de economía los indepes durante 1 registro de la Guardia Civil, aunque yo del asunto tengo noticia por el timeline y probablemente 1 mensaje que burraron, pero 1 de esos autodenominaos anticapitalistas hijos de burgueses, presume de haber quedao con el mismísimo Pablo Manuel Iglesias Turrión, que sin duda estaba en la ciudad de los prodigios, pues al día siguiente también pegó la espantada en 1 mitin con Carme Forcadell al que según diversos testimonios asistieron unas 80 personas. Puede que se trate del mismo episodio, pero me lo imagino cubierto con 1 capucha entre la turba calculando si le interesaba o no descubrirse, o más bien buscando la salida, aunque si es el mismo que creo haber conocido de 1 modo virtual, apenas se trata de otro incitador o mal queda de tantos que abundan. En plena espiral de vértigo de los acontecimientos -mientras escribo estas líneas Pablo Casado amenaza a Puigdemont con encarcelarlo y pasarlo por las armas como a Companys si declara la independencia en cuestión de horas-, no puedo asegurar si los mensajes de los anticapitalistas llamando mal queda a Pablo Iglesias fueron la noche del 20 septiembre 2017 y el acto que se juzga por sedición: el cerco a la consejería de Economía de la via Laietana, donde la Guardia Civil desmanteló la cúpula del referémdum 1 octubre, o el mitin con Carme Forcadell horas después, al que asistieron 80 personas según las crónicas, pero en cualquier caso, si hubiera sido el 1º e incluso ambos, a estas horas estaría algo más que empapelao junto a Trapero, Cuixart y Sánchez. La otra novedad con carácter de primicia y de la misma fuente -me apresuro a aclarar que conozco desde hace mucho los medios de difusión de los anticapitalistas, aunque no a los mensajes internos que se cruzan entre ellos- es que la Policía está rastreando la Red en busca de mensajes delectivos con críticas subidas de tono de las cargas antidisturbios el día o la mañana de las votaciones, aunque desde mi punto de vista, los actos de sedición del 20 de septiembre que se están juzgando, y más incluso los del 3 de octubre ante los hoteles en los que estaban alojaos y las comisarías de Catalunya, son más graves y pienso que se busca realmente al autor o autores intelectuales, algo que además se tiene que demostrar con pruebas. Como supongo que soy susceptible de investigación, aunque solo sea por hacerme eco, o como mínimo tener acceso a la fuente de estas noticias, por si a alguien le vale como pista, el 10 octubre por la mañana Dante Fachín, líder de esta corriente sediciosa en Catalunya y en las protestas, canceló sus entrevistas en medios de comunicación analógicos alegando otros encuentros.

Madrid capital Suiza 308|365 lo que natura NO da: Mariano Rajoy

Coprinus domesticus hongos tintero global temporal viento álbum Natalia en Leganés febrero #yo_rayo yasei #graffiti #streetart

extensiones de archivo standard

refugiados catalanes

Cuando he espoleao la falta de perspectiva de los inventores & propagandistas de libros electrónicos o más bien lectores digitales | e books, entre otras que otros dispositivos mucho más populares, como por ejemplo los teléfonos móviles o las videoconsolas, perfectamente resueltos y aceptaos como objetos por sus millones de usuarios, incorporan además la función lectora, aunque sólo sea para que se puedan consultar los manuales e instrucciones de uso en el propio aparato, algunas tan historiadas como la mayor de las lecturas, así como para la edición de textos cuyo resultao más lograo y extendido son los haikus también conocidos como SMS siendo la fusión total Twitter | @tiradecontact, híbridos para Internet y los móviles a precio de SMS o el ya descontao de la conexión. Otra que no hayan sido capaces de imponer siquiera 1 modelo de lector digital, como se demuestra porque cada vez que se presenta 1 nuevo pretendiente, a veces el anuncio dotro logotipo del que sólo se llega a fabricar el de muestra, se hace como si fuera el predestinao a resolver el problema del modelo a seguir. Mientras tanto en las videoconsolas algunos fabricantes, pues compiten varios, han dao su marca al nombre del objeto, como por ejemplo las Play Station de Sony y han sembrao sus dispositivos dotros inventos deslumbrantes, así como sin darse importancia, por ejemplo el bluetooth o las baterías de ión de litio que los hacen funcionar, también a los lectores digitales | e books y se espera y hasta se necesita que en el futuro también muevan los coches, a los que por cierto también han incorporao como accesorios o se han convertido en sus accesorios los dispositivos de éxito a través de sus variadas aplicaciones, no sólo la principal. Y otra, la del título: que tampoco hayan sido capaces de imponer 1 extensión de archivo standard como el HTML que reconocen los navegadores, el JPG de las imágenes fijas, el MP3 del sonido comprimido y hasta limpiao de impurezas, el MP4 de los archivos de sonido & imágenes en movimiento (estos 3 últimos archivos de intercambio también conocidos como JPEG y MPEG comprimidos para reducir su tamaño y hacerlos más manejables en Internet, así como accesibles desde practicamente cualquier dispositivo… excepto los lectores digitales, que también presumen de tener capada la conexión a Internet para que sus usuarios se tengan que comprar o descargar los libros que también les proporciona el fabricante del lector digital o eso se deduce de las cosas que se leen en su propaganda camuflada de noticia, como los libros que recomiendan comprar los Magister a sus alumnos obligaos), el XLS para las listas de datos, el DOC y el TXT para los textos con o sin formato y otros. Pero cuando alcanzo a explicar por qué es importante imponer 1 extensión de archivo standard o seguir cualquiera de las ya impuestas me siento comotro diseñador de libro digital, veo cómo se cambio el tema por lo radical después dotro desos silencios gélidos mientras tomo resuello, hasta se abandona lo que sea con tal de tratar de evitar la horrible congoja que alguien nos pille pensativos. En otros contextos funcionan también las extensiones de archivo especiales para que no se puedan modificar los documentos como PDF, para llevar a imprimir las imágenes en formatos grandes o detallistas como TIFF, para los iconos ICO, para las animaciones GIF mas los de cada marca o cada dispositivo de marca en algunos casos hasta sumar supongo que varios miles, pues cuando 1 nuevo software instalado pregunta por las extensiones de archivo que se quiere que lea aparece invariablemente una larguísima lista a eligir con algunos, los de siempre ya marcados.

pesadilla del gatillazo | Gunslingers | arte de hacerse el muerto

Coprinus atramentarius, hongo tintero, antialcoholico pesadilla del gatillazo Ndisfraz payaso diabólico golpe de los chulazos a Ponferrada