burguesía irresponsable

Coprinus domesticus hongos tintero
- Ahí -dijo el más alto. Se había detenido en 1 esquina y señalaba hacia la calle contigua, iluminada por 1 farola que esparcía 1 círculo de luz cruda sobre la acera, el asfalto y parte del muro de ladrillo de 1 garaje con el cierre metálico bajao. Había alguien allí, frente al muro, en plena escritura, justo en el límite de la luz y la sombra. Desde la esquina sólo podía vérsele de espaldas: delgado, aspecto joven, 1 sudadera de felpa con la capucha puesta sobre la cabeza, la mochila abierta a los pies, 1 aerosol en la mano izquierda, con el que en ese momento rellenaba 1 enorme R, 6ª letra de 1 tag (significa etiqueta) marcao con caracteres de 1 metro de altura y aspecto singular: 1 estilo de pompa sombreao, sencillo y envolvente, fileteao con outline azul, grueso, en el que parecía estallar, como 1 brochazo ó 1 disparo, el rojo de cada 1 de las letras que contenía.
- Hostia, hostia -murmuró el chico alto. Estaba inmóbil junto a su compañero, mirando asombrao. El que trabajaba en la pared había terminao de dar color a las letras, y ahora, tras buscar en el interior de la mochila ayudándose de 1 pequeña linterna, empuñaba 1 aerosol blanco con el que cubrió el punto de la letra central, que era I. Con movimientos rápidos, en toques cortos y precisos, el graffitero rellenó el círculo y lo cruzó luego en vertical y horizontal con 2 líneas negras que le daban aspecto parecido a 1 cruz celta. Después, sin mirar siquiera el resultao final, se inclinó para guardar el bote en la mochila, cerrar ésta y colgársela a la espalda. El punto de la I se había convertido ahora en el círculo de 1 visor de mira telescópica, como la de los rifles. El graffitero desapareció calle abajo, en la oscuridad, oculto el rostro bajo la capucha. Se trata de SNIPER, protagonista de El francotirador paciente de Pérez reverte tal como se presenta en Madrid y en la novela en los años 90´s. Hay otra fuga en la que están a punto de atraparle sus seguidores y perseguidores en otro callejón sin salida y desaparece por 1 ángulo inverosímil. Es como veo yo al los infiltraos, reventadores y otros rebeldes de su causa que incitan a los demás a seguirles, o perseguirlos por esos sitios tan poco recomendables con recompensas dudosas, como en la novela, precisamente porque tienen 1 punto de fuga y nunca los pillan. El episodio más evanescente de la revuelta catalana se produjo cuando las turbas, como han sido descritos, rodearon la consejería de economía los indepes durante 1 registro de la Guardia Civil, aunque yo del asunto tengo noticia por el timeline y probablemente 1 mensaje que burraron, pero 1 de esos autodenominaos anticapitalistas hijos de burgueses, presume de haber quedao con el mismísimo Pablo Manuel Iglesias Turrión, que sin duda estaba en la ciudad de los prodigios, pues al día siguiente también pegó la espantada en 1 mitin con Carme Forcadell al que según diversos testimonios asistieron unas 80 personas. Puede que se trate del mismo episodio, pero me lo imagino cubierto con 1 capucha entre la turba calculando si le interesaba o no descubrirse, o más bien buscando la salida, aunque si es el mismo que creo haber conocido de 1 modo virtual, apenas se trata de otro incitador o mal queda de tantos que abundan. En plena espiral de vértigo de los acontecimientos -mientras escribo estas líneas Pablo Casado amenaza a Puigdemont con encarcelarlo y pasarlo por las armas como a Companys si declara la independencia en cuestión de horas-, no puedo asegurar si los mensajes de los anticapitalistas llamando mal queda a Pablo Iglesias fueron la noche del 20 septiembre 2017 y el acto que se juzga por sedición: el cerco a la consejería de Economía de la via Laietana, donde la Guardia Civil desmanteló la cúpula del referémdum 1 octubre, o el mitin con Carme Forcadell horas después, al que asistieron 80 personas según las crónicas, pero en cualquier caso, si hubiera sido el 1º e incluso ambos, a estas horas estaría algo más que empapelao junto a Trapero, Cuixart y Sánchez. La otra novedad con carácter de primicia y de la misma fuente -me apresuro a aclarar que conozco desde hace mucho los medios de difusión de los anticapitalistas, aunque no a los mensajes internos que se cruzan entre ellos- es que la Policía está rastreando la Red en busca de mensajes delectivos con críticas subidas de tono de las cargas antidisturbios el día o la mañana de las votaciones, aunque desde mi punto de vista, los actos de sedición del 20 de septiembre que se están juzgando, y más incluso los del 3 de octubre ante los hoteles en los que estaban alojaos y las comisarías de Catalunya, son más graves y pienso que se busca realmente al autor o autores intelectuales, algo que además se tiene que demostrar con pruebas. Como supongo que soy susceptible de investigación, aunque solo sea por hacerme eco, o como mínimo tener acceso a la fuente de estas noticias, por si a alguien le vale como pista, el 10 octubre por la mañana Dante Fachín, líder de esta corriente sediciosa en Catalunya y en las protestas, canceló sus entrevistas en medios de comunicación analógicos alegando otros encuentros.

Madrid capital Suiza 308|365 lo que natura NO da: Mariano Rajoy

Coprinus domesticus hongos tintero global temporal viento álbum Natalia en Leganés febrero #yo_rayo yasei #graffiti #streetart
Share

#fotofácil Obturador

Es el otro mecanismo con el que se controla el paso de la luz a la película fotográfica, junto con el diafragma, y en su caso determina el tiempo durante el que la luz va a impresionar la película. Es correcto hablar de “tiempo de exposición” para referirnos al obturador. Puede resultar confuso hablar de velocidad y en ningún caso se debe confundir con el cuenta kilómetros de los coches. La velocidad de disparo o de obturación aparece indicada en las cámaras por los valores: 1, 2, 4, 8, 15, 30, 60, 125, 250, 500, 1.000, 2.000, 4.000, 8.000 y recientemente 12.000. El valor “60″ se corresponde con un tiempo de exposición de 1/60 de segundo y los demás igual. La auténtica relación de tiempos de exposición debería ser: 1, 2, 4, 8, 16 (y no 15), 32 (ponen 30), 64 (60), 128 (125) y así sucesivamente, pues entienden los fabricantes que los valores aproximados al sistema decimal que aparecen en las cámaras son más fáciles de memorizar. El disparador de las cámaras fotográficas guarda relación directa con el obturador. Antes de disparar la cámara conviene sujetarla firmemente con las 2 manos procurando no tapar con los dedos ninguno de sus elementos exteriores: el objetivo, el flas y el visor, que lo veremos al mirar, pero no los anteriores, y apoyarla en la cara sin presionar, en beneficio de la cara. El disparador se debe pulsar suavemente, pues los mecanismos internos se activan según lo determinado en los dispositivos correspondientes cuando se ha producido un simple contacto. En ningún caso se debe apretar el disparador porque lo único que conseguiremos es mover la cámara en el momento de efectuar la toma. Una precaución opcional es tensar con las manos la correa consiguiendo la mayor firmeza a nuestro alcance en el momento de pulsar siempre levemente el disparador. Observando esta norma de delicadeza en el manejo del disparador conseguiremos rebajar la denominada “velocidad de seguridad” desde 1/125 de segundo que recomiendan los fabricantes hasta 1/60 e incluso 1/30 de segundo. En tiempos de exposición más lentos, 1/15 ó incluso 1/8 de segundo, también deberemos tomar en consideración el movimiento del motivo o motivos fotografiados en la fracción de tiempo que dura la exposición, pues aparecerán en las fotos. Aunque puedan parecer precauciones excesivas y para entonces las fotos se hayan quedado a horas o kilómetros de distancia, apoyar los brazos en el cuerpo y procurarle a éste un apoyo firme, incluso echando la rodilla al suelo, también puede ayudar. Se oyen con frecuencia proezas sin límite al hablar del “pulso” de los fotógrafos, pero es necesario advertir que una persona en pie sólo puede permanecer totalmente estática 1/10 de segundo aproximadamente, lo que a efectos fotográficos equivale a 1/30 de segundo, pues también se deben tomar en consideración los movimientos que efectúan los mecanismos internos de la cámara en su funcionamiento. En situaciones de luz escasa se puede apoyar la cámara en cualquier lado, encima de un coche o en una pared, evitando al máximo ese objeto aparatoso y molesto que llaman trípode. El trípode está reñido con las fotografías instantáneas o mínimamente dinámicas y en términos generales es preferible ver algo movido en una foto que una foto vacía de naturalidad.
Tipos de obturador
Son 2: el central o de “laminillas” situado en el objetivo, inmediatamente detrás del diafragma, es el característico de las denominadas cámaras “compactas” con visor independiente respecto del objetivo; y el obturador de “cortinilla” situado justo delante del plano focal por el que pasa la película fotográfica, es el característico de las cámaras réflex. La mayor ventaja del obturador central o de laminillas situado en el objetivo es el poco o nulo ruido que produce su mecanismo de funcionamiento y la posibilidad de sincronizar el flash en todas las velocidades de obturación. Su único inconveniente es no permitir velocidades de obturación ultrarrápidas, por encima de 1/500 de segundos. El obturador de “cortinilla”, el de las réflex, situado inmediatamente delante de la película, puede ser de tela o de metal y hacer 2 recorridos: horizontal o vertical. Estos obturadores, cuya característica más distintiva es que son muy ruidosos (el ruido tan característico de las cámaras fotográficas réflex al disparar lo produce el espejo inclinado que relaciona el visor y el objetivo al levantarse y bajarse al hacer la foto), permiten una gama más ámplia de velocidades, de 1/1.000, 1/2.000, 1/4.000 e incluso 1/8.000 de segundo (el último récord en las cámaras réflex de venta al público, no prototipos, es 1/12.000 de segundo) y la característica más determinante de todas: el flash no se puede sincronizar en velocidades más rápidas que la recomendada por el fabricante, que suele ser 1/125 de segundo. En las velocidades más lentas que la de sincronización el flash se puede activar en todas.
Tiempo de exposición y movimiento
Una de las aportaciones de la fotografía a los demás conocimientos fue la posibilidad de “ver” el movimiento, en unos casos “congelado” con velocidades de obturación rápidas (250, 500, 1.000…) ó ultrarrápidas, desde la carrera de un caballo hasta la trayectoria de una bala, o su impacto y en otros casos el movimiento barrido con velocidades de obturación lentas (30, 15, 8, 4…), pues las películas graban todo lo que ha ocurrido en la escena fotografiada durante el tiempo que permanece abierto el obturador. Al fotografiar escenas con objetos o sujetos en movimiento deberemos “adecuar” la velocidad de obturación al movimiento del objeto o sujeto fotografiado y en relación con esa velocidad, buscar el diafragma que corresponda. Cuanto más alejado se encuentre de la cámara fotográfica el sujeto u objeto en movimiento, podrá emplearse una velocidad más baja, 250 ó incluso 125 pueden ser suficientes y al contrario: cuando el sujeto u objeto en movimiento se encuentra cerca de la cámara debe emplearse una velocidad de obturación más alta, 500 ó 1.000. Un barrido es un uso inadecuado voluntario de la velocidad de obturación para fotografiar un objeto o sujeto en moviemto y se hace acompañando con la cámara el movimiento de una persona u objeto con unas velocidades de 60, 30 e incluso 15 dependiendo de cada caso. Es preferible ejecutarlo a pulso, pues estamos haciendo deliberadamente una foto movida. El movimiento se coge antes de pulsar el disparador, se sigue y se toma una especial precaución para no producir un movimiento de arriba a abajo en la cámara en el momento de disparar, siguiendo el movimiento de la escena incluso después del disparo. El efecto que se consigue es que queda barrido el fondo o el entorno y congelado el objeto o sujeto del que hemos seguido el movimiento. Un “contrabarrido” en un paisaje se hace desde un objeto en movimiento (por ejemplo, desde un coche o un tren en marcha) con la cámara fija. En este caso sale enfocado el último plano de la escena y barrido y prácticamente irreconocible el primer plano.

eXp @ACADEMIA15M | oreja de Judas #seTas | bar free @OccupyInferno

Me lo dijo Pérez El secreto de la filantropía el corre, ve y dile Destornillador de Calatrava en Madrid El Clásico guerra banderas ikurriña 187 365 Alamo blanco, Populus alba
Share