los países felices no tienen amos

Dicen que vuelve la España profunda, como el anuncio del turrón por navidad, aunque para aceptarlo habría que tragar también con que alguna vez se hubiera ido. Yo tengo 1 pista y es que antes se decía la España en blanco y negro por las imágenes rigurosas de la posguerra, los tricornios, el luto riguroso de los velatorios, los niños toreando de salón en traje de harapos por las calles, algo muy visible que, cuanto menos, ya no se puede seguir deciendo. Aunque no es revolucionaria, como se sabe de sobras, es más, rigurosamente continuísta, pero la Constitución Española de 1978 sí pretendió corregir excesos y abusos del régimen anterior que, aunque no se cumplen casi nunca, como también es notorio, no por ello dejan de tener su sentido. El más escandaloso creo yo es el de la exclusividad de la función pública, no confundir el pluriempleo (no ha mucho yo volvía en el metro con 1 mujer guapísima que tenía y cumplía 2 empleos en la empresa privada, parecidos al que yo hacía 1 y también volvía molido, y además de que se me dormía en el hombro, con gran sorpresa de los otros viajeros, también yo la admiraba por su fortaleza y porque además mientras se dormía, alguna vez me enseñó trucos soberbios, estuve a punto de ser despedido por no revelar mi fuente 1 vez que me lucí con 1, y nadie daba crédito cómo sabía hacer esas cosas, igual que las compañías que me gastaba en los transportes públicos, pero es que en su otro trabajo se codeaba con los jefes y no tenía target="_blank">tiempo ni de cambiarse de ropa, que de tan elegante daba gusto verla hasta dormida) ni con las prebendas y premios que se reparten entre unos cuantos que se aprovechan de sus puestos, pero se me entiende mejor si digo que la policía y en general los cuerpos de seguridad, alguno incluso militarizao, es éso básicamente lo que investigan sus célebres servicios de asuntos internos que vemos en las películas. Así por ejemplo si 1 de éstos cobra por otro trabajo de otra empresa en otro cajón tiene que figurar su renuncia al puesto de funcionario. Como esto tiene que ver con excesos y abusos cometidos durante el régimen anterior, acabamos antes si digo que la información obtenida por funcionarios de cuerpos de seguridad con la que traficaban y trapicheaban durante la dictadura se fijaba en 3 aspectos muy sensibles:
1) viajes al exterior, en especial a paraísos fiscales, algo que estuvo muy perseguido;
2) infidelidades conyugales y en general sexismo; romper el matrimonio del enemigo político o empresarial por ejemplo y otras cosas que en 2012 serían consideradas delito solo mentarlas
3) todo tipo de reuniones secretas en contubernios, también las de las sectas, algo que por tratarse de 1 tiranía infame queda englobao en la actual libertad de reunión con cortapisas, me parece que hasta 18 en la calle no es considerado ni manifestación, pero en la calle. Solo voy hablar del punto 1, viajes al exterior en general, pero aún así no me resisto a contar que incluso después de la muerte del dictador siendo yo todavía menor de edad participé en reuniones clandestinas de 1 grupo que concurrió a las elecciones y teníamos que llegar y salir de 2 en 2 de 1 casa privada, alguo que además hacíamos muy convencidos, pues entonces era delito que se perseguía rigurosamente. Interligare, Gürtel, el Gestapillo de Aguirre, Serra, el empresario Pizarro en su etapa como candidato político, son muchos los caos que demuestran que los que se dedican a eso siguen practicando los mismos vicios y abusos de lo que parecen luchas entre clanes familiares, pues la mayoría de la población estamos excluídos y no tanto a solvo de esos cretinos que se reparten el pastel, si no porque no les interesamos. Y aún peor, ni siquiera tienen sensación de delito, prácticamente alguien de igual rango o mayor tiene que ir contra ellos y pararles los pies como pueda, al fin y al cabo es 1 abuso, hay algo de posesión de los abusones sobre sus víctimas, pues además de elegirlos, prácticamente deciden el canal de distribución de sus insidias, si los jueces y fiscales, a los que en casos extremos se ha visto como también chulean -yo he visto perprejo a 1 policía amenazando a gritos por la TVE pública a la familia Obregón, que a parte 1 hija famosa tienen propiedades y empresas, con ponerlos de patitas ante el juez, parece que porque la moza de buen ver no accedía a sus deseos-, o si solo aplican la famosa pena de telediario. Y aún se ponen cabezones sobre que eso que investigan con dinero de los impuestos, tiene que interesar a la fuerza a la mayoría que nos desprecian. Como todos los trapos sucios prácticamente se acaban sabiendo por 1 u otra manera, casi se puede decir que todo ese mogollón es la tapadera de lo verdaderamente podrido, que 1 vez más es lo que ocultan, puesto que se toman tantas molestias para tender cortinas de humo. Cuanto menos en los paraíses más desarrollaos, cuando les pasa algo gordo siempre se cuestionan si sus carísimos servicios de seguridad les sirven para descubrir y tratar de conjurar las amenazas y la razón por la que no, casi en ningún caso se ve en los subdesarrollaos o en vías aceleradas de subdesarrollo que tratan de imitarlos: realmente esta gente se dedican a sus tonterías, juegan al ratón y al gato entre ellos sin otro propósito que dilapidar fondos que les asignan para pedir más. En casos extremos han sido estos propios servicios los que han cometido estos actos infames siempre por lo mismo: se consideran los amos del resto, son más iguales que los demás. Por aquello de la exclusiva laborara o lo que sea, la diferencia entre los que se creen los amos de la baraja y el resto es que ellos son patriotas a tiempo completo y no solo en los desfiles militares, cuando se ondean las banderas y se cantan o tararean los himnos nacionales y en encuentros deportivos; y como además prefieren que no se sepa lo suyo pasa que apenas se encomiendan a sí mismos y sus intereses y no les hace falta cumplir las leyes, ni siquiera sabérselas, como mucho que los demás las cumplamos, pues cuando descubren alguna de repente que no les conviene o favorecen la cambian rápido sus ministros. Este fenómeno se parece mucho al de los chulos, casi siempre miembros de los servicios de seguridad del estao, que brotaban espontáneos en los foros y listas de distribución de correo electrónico que repicaban si las propuestas y comentarios del resto miembros adultos que nos pagábamos nuestra conexión a Internet y apenas estábaos ahí para pasar el rato con personas de gustos y aficiones afines a las nuestras. Lo más gracioso es que a los chuloforos siempre les salen palmeros que jalean sus comentarios de aceptación o no, de forma que tampoco se les pueden pedir explicaciones salvo que se intente ser como ellos, lo que tampoco consentirían nunca, pues como ya he dicho siempre están patrullando sus posesiones.

Botas de andar

los tocapelotas


No puede haber intentos de contraprogramación dentro de 1 mismo grupo virtual anteriores al 25 y 27 septiembre 2012 Rodea el Congreso, que fue donde se amenazó reiteradamente algo parecido. Es posible que haya intentos como los que ocurrieron hace 1 lustro, el grupo que había hecho la quedada en otro sitio, el de siempre, cuya intención era rodear el edificio por las calles adyacentes con algo parecido al corro de la patata, acabaron convertidos en 1 manifestación cuando ya había ocurrido la 1ª carga antidisturbios, para hacerles sitio, pues es la única grabación que se emite reiteradamente en los telediarios por haber ocurrido en horario de luz. La oscuridad y el secretismo debe ser el signo de intentos de contraprogramación posteriores, pues si han ocurrido realmente, nadie se enteró hasta el 11-s 2017 en Barcelona por la mañana. Igual que la difusión entre los malotes y tocapelotas que nos tienen bloqueaos, ni siquiera me hubiera enterao, pero por la polvareda que levantó esta última, solo se me ocurre decir que los contraprogramadores eran los que aguantábamos impasibles las provocaciones de los notas de la tele, y debían tenerlos tan calaos que las fotos e imágenes que no han sido de sus predios parecen tomadas como si temieran ser descubiertos. Por si esto fuera poco, pues también desde hace tiempo venimos leyendo noticias de convulsión en la Red, más bien llamadas a la guerra digital que noticias de batallas, aunque esto también se diría que ha ocurrido siempre sin pruebas, por eso lo digo, pero estamos ante 1 ataque DDoS, más conocido e inteligible como denegación de servicio del servidor por exceso de visitas, como los antiguos, pero en el verano 2017. En este último caso, la noticia sería que hacía tiempo que no se veían, y no tanto que haya ocurrido realmente como la cacareada contraprogramación. Por la información que ofrece la página de reciente creación, que todavía se está remozando y añadiendo botones, decir que viene de EE UU es como decir cualquiera, pues la mayoría de proveedores de herramientas están en ese estado, por lo que habría que remontarse al motivo real con el que se dieron a conocer, en concreto la noticia de que el presentador Ferreras se había visto obligao a interrumpir sus vacaciones con motivo de los atentaos de Barcelona, como tanta gente supongo, algunos de forma dramática, pero muy diferente si lo ponen junto a los grandes personajes del régimen que asistieron a los actos que se sucedieron. En su caso, realmente se jacta de no tener cuentas en redes sociales, más difícil de creer sería si dijera que no las ha visto nunca para cualquiera que haya visto sus programas, donde realmente nos vemos retrataos casi como el Facebook en la prensa deportiva durante la temporada de fichajes. Y casi por el mismo procedimiento, aunque sabemos a ciencia cierta que no es el autor del ciberataque, también podemos estar seguros que tiene tantos pelotas y lameculos como Cintora, auténticos matones digitales que deciden cuándo nos tenemos que callar, de qué podemos hablar, y llegao el caso que seamos capaces de sustraernos a sus encantos innegables de los pelotas de curas y monjas del cole, no les vale con despreciarnos olímpicamente, sino que se sienten obligaos a pegarnos 1 rapapolvo. Supongo que acontecimientos, eventos, catástrofes como atentaos yihadistas, tren de huracanes, desafíos soberanistas, pruebas nucleares, solo por decir algunos del verano en los que personajes de enjundia se toman sus vacaciones -Barcelona y Florida son lugares de vacaciones punteros, pero debe ser para la chusma que no recibimos #thenota la CIA y nos pillan despeinaos y sin afeitar, o aliviaos de no estar ahí y ver cómo podemos ayudar- no sin dejar secundarios que nos entretengan con la playlist feminista y las aventuras de asesores legales sin formación a los que no se puede ni rechistar- son trampolines, auténticos plinton para que cualquiera que sepa montárselo les de sopas con ondas en respuesta, pero pasa que no tienen blog, ya digo que ni siquiera cuentas en #socialmedia, si no fuera porque son las del lumpen que ni existimos, o si molestamos nos mandan el lacayo con el recao tiempo después. La realidad más desconocida sobre el asunto que básicamente es el mismo, qué pasa y qué o cómo se hace, si quieren las preguntas del periodismos, aunque no creo que nadie tenga tiempo ni espacio de responder a todas cuando toca, es que el sitio web no sé si agredor o agredido fue lanzado coincidiendo con la resurrección de Sánchez, que además de la elección de Trump demuestran que no siempre se cumplen los deseos de nuestros queridos amos, algo conocido como gatillazo, pero en aquel momento, o no tenían la respuesta preparada, los medios o el tiempo para tratar de parar en seco a alguien que demostraba su genio por sus propios medios, por ejemplo tener ingenio en los titulares o no dar por ganadores a los perdedores por goleada, entre otras razones porque precisamente no tienen medios, o el suyo no lo es, o no es realmente suyo, o cualquier otro que ni me me imagino, pues en su momento ya me quedé nota con estos pavos y no he dejao de seguirlos, pues son mucho mejores.

acciones Bankia preferentes | subordinadas | cronología terminal

Mitra derrota a la fiera con forma de toro Ricardo Aguin | Doliente | Torreherberos encaste JP Domecq | 500 Kg. quiXote II caballero XLIII fin Robbo Vs Banksy