burguesía irresponsable

Coprinus domesticus hongos tintero
- Ahí -dijo el más alto. Se había detenido en 1 esquina y señalaba hacia la calle contigua, iluminada por 1 farola que esparcía 1 círculo de luz cruda sobre la acera, el asfalto y parte del muro de ladrillo de 1 garaje con el cierre metálico bajao. Había alguien allí, frente al muro, en plena escritura, justo en el límite de la luz y la sombra. Desde la esquina sólo podía vérsele de espaldas: delgado, aspecto joven, 1 sudadera de felpa con la capucha puesta sobre la cabeza, la mochila abierta a los pies, 1 aerosol en la mano izquierda, con el que en ese momento rellenaba 1 enorme R, 6ª letra de 1 tag (significa etiqueta) marcao con caracteres de 1 metro de altura y aspecto singular: 1 estilo de pompa sombreao, sencillo y envolvente, fileteao con outline azul, grueso, en el que parecía estallar, como 1 brochazo ó 1 disparo, el rojo de ca 1 de las letras que contenía.
- Hostia, hostia -murmuró el chico alto. Estaba inmóbil junto a su compañero, mirando asombrao. El que trabajaba en la pared había terminao de dar color a las letras, y ahora, tras buscar en el interior de la mochila ayudándose de 1 pequeña linterna, empuñaba 1 aerosol blanco con el que cubrió el punto de la letra central, que era I. Con movimientos rápidos, en toques cortos y precisos, el graffitero rellenó el círculo y lo cruzó luego en vertical y horizontal con 2 líneas negras que le daban aspecto parecido a 1 cruz celta. Después, sin mirar siquiera el resultao final, se inclinó pa guardar el bote en la mochila, cerrar ésta y colgársela a la espalda. El punto de la I se había convertido ahora en el círculo de 1 visor de mira telescópica, como la de los rifles. El graffitero desapareció calle abajo, en la oscuridad, oculto el rostro bajo la capucha. Se trata de SNIPER, protagonista de El francotirador paciente de Pérez reverte tal como se presenta en Madrid y en la novela en los años 90´s. Hay otra fuga en la que están a punto de atraparle sus seguidores y perseguidores en otro callejón sin salida y desaparece por 1 ángulo inverosímil. Es como veo yo al los infiltraos, reventadores y otros rebeldes de su causa que incitan a los demás a seguirles, o perseguirlos por esos sitios tan poco recomendables con recompensas dudosas, como en la novela, precisamente porque tienen 1 punto de fuga y nunca los pillan. El episodio más evanescente de la revuelta catalana se produjo cuando las turbas, como han sido descritos, rodearon la consejería de economía los indepes durante 1 registro de la Guardia Civil, aunque yo del asunto tengo noticia por el timeline y probablemente 1 mensaje que burraron, pero 1 de esos autodenominaos anticapitalistas hijos de burgueses, presume de haber quedao con el mismísimo Pablo Manuel Iglesias Turrión, que sin duda estaba en la ciudad de los prodigios, pues al día siguiente también pegó la espantada en 1 mitin con Carme Forcadell al que según diversos testimonios asistieron unas 80 personas. Puede que se trate del mismo episodio, pero me lo imagino cubierto con 1 capucha entre la turba calculando si le interesaba o no descubrirse, o más bien buscando la salida, aunque si es el mismo que creo haber conocido de 1 modo virtual, apenas se trata de otro incitador o mal queda de tantos que abundan.

Madrid capital Suiza 308|365 lo que natura NO da: Mariano Rajoy

Coprinus domesticus hongos tintero global temporal viento álbum Natalia en Leganés #15m MIX febrero #yo_rayo yasei #graffiti #streetart
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>